Chile decreta dos días de luto por la muerte del comunista Teillier, que autorizó el atentado contra Pinochet

Este martes falleció a los 79 años el secretario general (presidente) del Partido Comunista, Guillermo Teillier, quien llevaba meses luchando contra las secuelas prolongadas que le dejó el contagio del Covid-19 el año pasado.

El dirigente político quien, junto a Gladys Marín, fue el encargado de devolver a la participación política al PC e institucionalizarlo para competir en las elecciones populares, fue elegido diputado en 2010 y ejerció el cargo hasta 2022, cuando postuló al Senado, pero no fue electo.

Profesor de ascendencia francesa, vivió en la clandestinidad durante el régimen militar bajo el seudónimo de Sebastián Larraín. Su colectividad lo despidió ayer señalando en Twitter que «apoyó con todas sus energías a la Unidad Popular. Combatiente y luchador antifascista contra la dictadura. Un estratega para la consolidación de las fuerzas populares y de izquierda, estadista y presidente del Partido Comunista de Chile».

Teillier estaba internado en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, al conocerse su fallecimiento por problemas cardíacos, el presidente Gabriel Boric decretó duelo nacional de dos días, lo que generó el rechazo del Partido Republicano y dirigentes de Chile Vamos.

En 2013, al cumplirse 40 años del golpe de Estado, Teillier señaló en una entrevista que, en su calidad de jefe militar del PC, había «autorizado» el atentado contra el general Augusto Pinochet, ejecutado el 7 de septiembre de 1986 por el brazo armado del partido, el FPMR.

Teillier aseguró entonces que el atentado «fue una respuesta legítima ante la aplicación del terrorismo de Estado. Apelamos al derecho a la rebelión y defendernos». «Fue un acto de justicia» insistió.

Sus afirmaciones generaron polémica por lo que aclaró «no ser el autor intelectual» del mismo y que la decisión había sido colectiva. Tres viudas de escoltas de Pinochet presentaron una querella en su contra, pero la Corte Suprema decretó, un año después, que no podía ser indagado porque no se trataba de un homicidio calificado y la acción estaba prescrita.

Boric en el velorio

Durante la tarde, el presidente Gabriel Boric concurrió a la sede del Congreso en Santiago donde se velan los restos de Teillier y junto a los ministros del Interior, secretario general de la Presidencia, Justicia, Trabajo y secretaria general de Gobierno (estas dos últimas comunistas) conformó una guardia de honor al lado del féretro.

En la oportunidad, se refirió nuevamente a la partida de Teillier, indicando que «murió como un hombre digno, orgulloso de la vida que había vivido, y hoy día cuando estamos próximos a conmemorar 50 años hay otros que mueren de manera cobarde para no enfrentar a la justicia«, en referencia al exmilitar condenado por la muerte de Víctor Jara que se suicidó.

Ya en la mañana había calificado al exdiputado como un «inclaudicablemente demócrata, se la jugó durante su trayectoria por mejorar las condiciones del pueblo de Chile y tuvo siempre en su actuar político un sentido de unidad de las fuerzas progresistas, que creo que es parte de las enseñanzas que recogemos como Gobierno».