Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, regímenes diferentes y mucha tortura

El Congreso Mundial por la Libertad (WLC) ha alertado recientemente de la «recesión de la democracia en el mundo», en palabras de su secretario general Leopoldo López. El opositor y el expresidente político venezolano participaron en la presentación en España de esta iniciativa, que no ha cumplido ni dos años de vida y tiene relaciones con afiliados -activistas, exdirigentes políticos, disidentes, políticos, periódicos- de 56 pueblos. Presidente de Irán Masih Alinejad, vicepresidente con Garry Kasparov, gran crítico de Putin. En esta ocasión – tenía un mes delante de un acto fundamental en Lituania – el evento es central en las autocracias de América Latina -Bolivia (híbrida), Nicaragua, Venezuela y Cuba- y en los tipos de tortura que aplican sus regímenes en los pueblos. . «Las autocracias aprenden entre ellos», dijo Leopoldo López, quien le dio una cifra extrema: «Hay unas 10 personas viviendo bajo un régimen autocrático en el mundo». Ahí la urgencia con la que se aplica esta iniciativa para contrarrestar el peso de las dictaduras que se alimentan de sus vínculos -estratégicos, militares, económicos y represivos- con Fortalecerse. «Las tácticas son las mismas» El objetivo del WLC, «que no es una alianza ideológica», es la transición de la autocracia a la democracia. «Luchemos por la democracia, el respeto a los derechos humanos, por elecciones libres, por los derechos individuales». Entre sus primeros trabajos estuvo un programa para ayudar a los políticos, «luego es una realidad diaria para nosotros», escribió López, que estuvo preso durante años por el régimen de Nicolás Maduro, hasta que abandonó el país y se instaló en España junto a su familia. «Tenemos un enfoque para ayudar a las familias, o personas que los buscan; tomemos decisiones como defensor: si ganan o igualan; que las autoridades nacionales e internacionales pueden solicitar para el proceso judicial…”. Noticias Reportaje Entrevista al líder estudiantil y ex político nicaragüense destaca Si Lesther Alemán: «No paro de enfrentarme a Daniel Ortega» Susana Gaviña El líder estudiantil, que se unió a Daniel Ortega en 2018 y pasó 584 días en prisión, tiene certeza que no realiza «ni un solo minuto de defensa de la democracia y los derechos» Bajo ‘Las caras de la tortura’, el acto fue deplegando las distinciones, y no tantas distinciones, métodos de represión en Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Cuba, ilustrado por los testimonios de sus víctimas. «Los dirigentes políticos son consecuencia de la orden de envío», así lo deja claro Leopoldo López, quien reconoció que con esta iniciativa quería alertar a España y Europa ante el ascenso de las autocracias. Bolivia: represión en aumento Más importante aún, por su grado de consolidación dentro de las autocracias, la situación de Bolivia, considerada una dictadura híbrida, fue la primera en desmoronarse, mostrando una realidad que sólo recientemente ha trascendido: las consecuencias de la el enfrentamiento del presidente Arce con el partidario de Evo Morales, lo que provocó el aumento de la represión para obtener los votos de este último. «Esto es autoritarismo. No hay mucha diferencia con Cuba, Venezuela y Nicaragua. Pero la represión en Bolivia es más sofisticada porque ha aprendido las consecuencias de los demás», informó Jhanisse Vaca-Daza, de la Fundación Jucumari. El líder político venezolano, Leopoldo López, durante la intervención de Belén Díaz en su participación, Carolina Ribera, hija de la expresidenta Janine Áñez, quien permanece en prisión, y quien denunció la situación de su madre. También fue denunciado el líder ciudadano, Luis Fernando Camacho, quien fue encarcelado en 2022 y quien aún estaría detenido hasta recibir sentencia, tras la denuncia de Alejandra Serrate, del partido de Camacho, Creemos Bolivia. Serrate denunció la «vergonzosa reunión del grupo de Puebla» recientemente en Bolivia; así como los 100 millones de euros entregados por la Unión Europea al Gobierno de Arce en 2022, «cuando se deberían cerrar las puertas a estos cuatro gobiernos autocráticos». Las críticas a las exportaciones económicas de la UE a varias dictaduras fueron recurrentes a lo largo del acto. Nicaragua: una dictadura dinámica Para hablar de la situación de Nicaragua, el WLC continúa con la presencia de la activista Alexa Zamora y el líder estudiantil y expolítico Lesther Alemán, quien en 2018 se enamoró de Daniel Ortega y en 2021 formó parte de los encerrados antes de las elecciones presidenciales. Luego de permanecer casi 600 días en El Chipote, fue excarcelado y deportado a EE.UU. el 9 de febrero de 2023 junto con otros 221 dirigentes políticos. Y como ellos, el fue también retiró a la nación del régimen de Ortega. «El dictado que se cuela en Nicaragua es dinástico, superando al de los Somoza», advirtió Alemán, para quienes no pueden defender una revolución (la sandinista) que mata vidas. “Eso es una dictadura sangrienta”, se refirió a los 365 muertos durante las protestas de 2018. También se dirigió a 121 familias incompletas por tener un miembro preso. Javier Larrondo (izquierda) y Luis Zúñiga hablaron sobre la represión en Cuba n. díaz La «niño del grupo», al igual que el lama de El Chipote, sufrió torturas, no le facilitó los medicamentos necesarios y no le dio las cosas que su madre le llevó en prisión para aliviar su situación. Tras asegurar que “el duelo a quien le duela” sería nicaragüense, recurriría a los delitos por extensión, que son aquellos que afectan a familiares y personas cercanas a los políticos. «Ortega ha convertido a Nicaragua en una cárcel de cielos abiertos», afirmó, antes de exigir que se complete la búsqueda económica que lo mantiene en el poder. Ante lo cual Alexa gritó «coherencia, por favor, coherencia», lo que provocó aplausos. Venezuela: dentro y fuera del país La represión en Venezuela es la más conocida, por lo que las noticias al respecto son las más abundantes. Desde hacía más de unos días se conoció el secuestro y posterior asesinato del teniente Ojeda, quien se había refugiado en Chile. “Esto es represión extranacional”, dijo Molly de Sota, presidenta de la ONG Familiares de pressos políticos militaris venezolanos. El capitán de Marina, Luis Humberto De La Sotta Quiroga, denunció que lleva cinco años preso sin justicia, y que había sufrido torturas en el penal ‘Tigrito’, en la sede del SEBIN. Su crimen: «Llamar ladrón a su jefe por quedarse con la comida de la tropa». Y subrayó que ninguna negociación podría ser válida «sin cerrar los centros de tortura. Debe haber leyes que prohíban a los países democráticos entablar negociaciones con regímenes autocráticos». El testimonio de los primeros torturados lo trajo Víctor Navarro, quien pasó cinco meses en el Helicoide, uno de los centros de tortura más pequeños de América Latina. Para Navarro, la represión y la tortura son parte de la política del Estado venezolano. Si se considera atentamente que este es un año clave para la transición en el país, no se cree en la posibilidad de elecciones libres «porque quienes están en el poder deben utilizar la tortura para mantenerse». Entre los nombres que sobrevivieron a la intervención en Venezuela estaba el de Rocío San Miguel, la hispanovenezolana detenida hace varias semanas, al igual que sus hijas o sus dos exmaridos. Cuba: exportadora de represión Cuba buscará la patrulla de regímenes autocráticos. Una dictadura que supera las seis décadas y que a la vista de muchos ha normalizado, por lo que no se sienten los excesivos recuerdos de su reacción. De nuevo la hoja cuestionada por la UE subió al escenario. Javier Larrondo, presidente de la ONG Prisoners Defenders, fue el encargado de registrar en un ambiente distendido las visitas y reuniones de los miembros de la UE en La Habana. «Y no podemos ser cómplices de las hortalizas». Larrondo se dedicó a exportar los métodos represivos adoptados por Fidel Castro de la Unión Soviética a otros países, como Nicaragua o Venezuela. Logrando con él «el control de la población y su silencio». Pero para retirar aún más el sistema de tortura cubano, la WLC continuó con la presencia de Luis Zúñiga, expreso político ‘plantado’ y ejecutor de EE.UU. ante la ONU, quien pasó 19 años preso en la isla, luego de dos fugas, porque no pudo afirmar pertenecer a ninguna organización estatal cubana cuando era estudiante. Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, conversa con Carolina Ribera, hija de la expresidenta Janine Añez, sobre cómo tuvo una relación con sus seres queridos al tener un familiar en prisión b. Díaz Con amplia documentación mostró la evolución de la represión en la isla, que después de haber tenido una carta provincial, antes de la llegada de Fidel al poder, 40 de la provincia, lo que le permitió alcanzar la cifra de 120.000 presos políticos. Exportador de represión en los países de Angola, Zúñiga afirmó que el régimen cubano es el modelo de estrategia de tortura, y Venezuela, Nicaragua y Bolivia «son las secuelas».