Daniel Noboa, el presidente más joven de Ecuador que enfrentó a su hijo contra una ola de violencia sin precedentes

La situación en Ecuador es insostenible. Los bombazos, las detenciones policiales, los amotinamientos en las cárceles y la muerte de la cadena TC Televisión cuando se reunieron en plena transmisión en vivo fueron los protagonistas de una semana en la que la violencia no ha hecho más que aumentar en el país desde entonces, José Adolfo Macías Salazar, alias ‘Fito’, no fue detenido en su prisión en la Prisión Regional de Guayaquil. Ante esta violencia en el rincón del país, el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, firmó un decreto declarando que Ecuador vive un «conflicto armado interno». “Estamos en estado de guerra y no podemos ceder ante estos terroristas”, fueron las palabras de Noboa en su discurso inicial desde el punto muerto de esta crisis, antes de reunirse como mandato desde que asumió el cargo hace apenas dos meses. El 15 de octubre de 2023, Daniel Noboa Azín (Guayaquil, 1987) ganó las elecciones en las urnas con más de 4,5 puntos porcentuales frente a Luisa González, la candidata del movimiento correísta Revolución Ciudadana (RC5). De esta forma se convirtió en el presidente electo más joven en la historia política de Ecuador, con apenas 35 años, marcando así la culminación del frustrado suicidio de su padre, el empresario más rico del país, Álvaro Fernando Noboa Pontón, a quien se presentó. aquí. cinco ocasiones como candidato y ninguna fue elegida. Noticias Reportaje Reportaje Sí Daniel Noboa, aire fresco para Ecuador, un país golpeado por la violencia Thalía Flores La joven presidenta electa, que ha logrado frenar el regreso al poder del correísmo, tendrá que gestionar numerosas crisis –económicas, de seguridad… .– que golpeó al país con demandas de ayuda en el Parlamento El actual presidente de Ecuador estudió administración de empresas en la Stern School of Business de la Universidad de Nueva York y administración pública en la Harvard Kennedy School en Cambridge, Massachusetts, antes de especializarse en comunicación política y gobierno con una Maestría de la Universidad George Washington en 2022, segunda explicación en su biografía. A los 18 años fundó su primer negocio, DNA Entertainment Group, dedicándose a la organización de eventos, y en 2010 comenzó a trabajar con su padre en el Grupo Noboa, del que había sido director comercial durante otros años. Dejó el sector privado para postularse a las elecciones legislativas de febrero de 2021 y se convirtió en miembro de la Asamblea Nacional de la Provincia de Santa Elena, donde presidió la Comisión de Desarrollo Económico, Productivo y Microempresa y se alineó con el expresidente Guillermo Ya. aplicó la ‘muerte cruzada’ para disolver la Asamblea Nacional al ser acusado de malversación de fondos. Noboa lo defendió de estos cargos. En cualquier caso, esto aceleró la decisión de Noboa de postularse en las elecciones presidenciales. Siendo militante de Santa Elena, el político ecuatoriano formó su propio partido, Acción Democrática Nacional (ADN), con la idea de inscribirse en las historietas generales de 2025. Sin embargo, la aplicación de la ‘muerte cruzada’ hubiera sido Perdió antes al ruedo y se convirtió en uno de los candidatos favoritos a la presidencia de Ecuador. Estado de excepción ante una política liberal Desde que asumió la presidencia de la República en noviembre de 2023, nadie ha tenido el coraje de administrar un país sumergido en la violencia de la dominación de los grandes cárteles de la droga. Sí, desde hace apenas cinco años, el analista internacional Pedro Rodríguez asegura que Ecuador lleva la cuarta semana de asesinatos en la Baja América Latina –5,8 por cada 100.000 habitantes– y ha contabilizado el año pasado con 46,5 asesinos por cada 100.000 habitantes, superando a México y Brasil, países que tienen algunas de las ciudades más peligrosas del mundo. Código Escritorio Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida por la Presidencia del Ecuador (@presidenciaec) Imagen para móviles, amp y apps Código Móvil Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida por la Presidencia del Ecuador (@presidenciaec) Código AMP Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida por la Presidencia Ecuador (@presidenciaec) Código APP Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida por la Presidencia Ecuador (@presidenciaec) Este miércoles por la noche, la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad con 135 votos el Decreto 111 que declara la actual crisis de seguridad en el país como un «conflicto armado interno» y clasifica como terroristas a 22 grupos criminales. Esto implica que el Ejército puede intervenir para neutralizarlo. El comandante de las Fuerzas Armadas del Ecuador, almirante Jaime Vela, dijo que en las últimas 24 horas agentes detuvieron a 329 presuntos terroristas derrotados por organizaciones criminales. Posteriormente se menciona el Decreto 111, «El artículo 164 de la Constitución faculta al Presidente de la República para decretar el estado de excepción ante casos de agresión o conflicto armado interno», pudiendo ejercer las siguientes facultades: Artículo 165 Facultades excepcionales Decretar la recudación avance de homenajes. Utilizar fondos públicos destinados a otros fondos, excepto los correspondientes a salud y educación. Trasladar la sede de gobierno a cualquier lugar del territorio nacional. Disponer la censura previa en la información de las redes sociales con estrecha relación con las razones del estado de excepción y seguridad del Estado. Establecer toda la parte del territorio nacional como zona de seguridad. Disponer del ejército de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y llamar al servicio activo a toda la reserva o a una parte de ella, así como al personal de otras instituciones. Tramitar la cerradura o la autorización de puertos, aeropuertos y puertas de entrada. Disponer la movilización y las necesidades que sean necesarias y decretar el derribo nacional cuando se restablezca la normalidad. Estas son las cosas que intentan remediar la violencia y la inseguridad ciudadana que enfrenta Ecuador, un shock con el liberalismo social y económico que llegó como el propio Noboa, quien se presentó como candidato a presidente con un proyecto que definió como «centro -centroizquierda», «progresismo responsable» o «socialdemocracia moderada», pero que se estaba truncando por la necesidad de luchar contra el crimen organizado.