La Polica lleva a cabo redadas en varios clubes LGBT de Mosc

Actualizado

El Tribunal Supremo ruso prohibi el pasado jueves el movimiento por considerarlo «extremista»

Miembros del colectivo LGBT asisten a una manifestacin en San Petersburgo en 2018.AP
  • Europa Rusia proscribe el movimiento LGTB por considerarlo extremista

La Polica de Mosc llev a cabo varias redadas en clubes LGBT de la capital rusa en la noche del viernes y la madrugada del sbado, segn han informado medios locales.

«Las redadas redadas se llevan a cabo en Mosc desde las 22.00 horas (19.00 GMT)» del viernes, ha indicado el canal de Telegram Ostorozhno Moskva (Cuidado Mosc).

Segn el canal, los agentes llegaron estas instalaciones y pidieron los documentos de identidad a los presentes. Tras fotografiar los documentos, la Polica dejo ir a las personas que estaban en los clubes. Adems, segn testigos citados por Ostorozhno Moskva, la Polica irrumpi en varias saunas con la excusa de que buscaba drogas.

«Todo se lleva a cabo bajo la excusa de una redada habitual contra las drogas. No se detectaron violaciones, pero le echaron a perder el descanso a la gente. En la sauna se comportaron de un modo irrespetuoso, obligaron a la gente a acostarse boca abajo en el piso«, ha indicado el medio.

Segn el medio Sota, la Polica irrumpi en tres locales en el centro de Mosc, tambin con la excusa de una operacin antidrogas.

«En medio de la fiesta pararon la msica y la polica irrumpi en los salones. En la fiesta haba tambin ciudadanos extranjeros. En la salida fotografiaban los pasaportes sin permiso. Se trata de un esquema trillado, as cerraron clubes semejantes en San Petersburgo», coment un testigo citado por Sota.

El Tribunal Supremo prohibi el pasado jueves el movimiento LGBT, que consider «extremista», fallo que ha desatado una ola de indignacin entre las minoras sexuales.

La medida prohbe tanto la propaganda y la publicidad LGBT, como «el generar inters y animar a integrar las filas» de dicho movimiento.

Activistas homosexuales y juristas replicaron que, segn la Constitucin, Rusia es un Estado laico y acusan al Kremlin de querer «controlar» las conciencias de los rusos, al tiempo que inculcan «los valores familiares ‘tradicionales’, supuestamente incompatibles con las actividades de dicho movimiento».

El presidente ruso, Vladimir Putin, decidido a convertir a su pas en una reserva moral frente al relativismo occidental, asegur recientemente que los homosexuales «tambin son parte de la sociedad», pero critic la obsesin con la igualdad de las minoras sexuales.