Miles de personas huyen de los incendios en el noroeste de Canad: «Hay que sacar a la gente cuanto antes»

Actualizado

La nica carretera que permite huir del fuego en Yellowknife est atestada de coches

Imagen area de los fuegos en Yellowknife.AFP

Los residentes de Yellowknife, capital de los Territorios del Noroeste, en Canad, se apuraban para abandonar sus hogares antes de que venza el plazo el viernes a medioda mientras uno de los cientos de incendios forestales que arrasan la regin se acercaba a la ciudad de 20.000 habitantes.

Miles de personas huyeron el jueves, conduciendo cientos de kilmetros (millas) para ponerse a salvo o esperando en largas filas para embarcar en vuelos de emergencia, mientras la peor temporada de incendios registrada nunca en Canad no daba seales de remitir.

El fuego estaba a 16 kilmetros (10 millas) del extremo norte de Yellowknife el jueves y las autoridades estaban preocupadas por que los fuertes vientos del norte pudiesen empujar las llamas hacia la nica carretera que permite huir de los incendios, que estaba atestada con largas caravanas de coches.

Solo hay un camino para salir de esa ciudad, que se aleja del fuego invasor. Y esa ruta hacia el sur pasa por un territorio ya quemado por y por la ciudad incendiada de Enterprise, ahora casi destruida.

Vuelos restringidos

Diez aviones despegaron desde Yellowknife el jueves con 1.500 pasajeros a bordo, dijo Jennifer Young, directora de asuntos corporativos del Departamento de Asuntos Municipales y Comunitarios de los Territorios, quien aadi que se espera que el viernes partan otros 22 vuelos con 1.800 personas ms.

Las autoridades aadieron que slo deben inscribirse en los vuelos de evacuacin quienes no tengan la posibilidad de salir por carretera. Tambin se anim a inscribirse a las personas inmunodeprimidas o que padezcan alguna enfermedad que las exponga a un mayor riesgo.

«Todos estamos cansados de la palabra ‘sin precedentes’, pero no hay otra forma de describir esta situacin en los Territorios Noroeste», public la primera ministra Caroline Cochrane en X, antes conocido como Twitter. Inst a los residentes a obedecer a los funcionarios de gestin de emergencias, los dispositivos de control de trfico y los lmites de velocidad establecidos. «El pas est observando, y nuestros vecinos nos tienen en sus pensamientos y oraciones».

«Quiero dejar claro que la ciudad no est en peligro inmediato, y hay un periodo seguro para que los residentes dejen la ciudad por carretera y por aire», indic Shane Thompson, ministro de medio ambiente de los Territorios en una rueda de prensa. «Sin lluvia, es posible que (el fuego) alcance las afueras de la ciudad el fin de semana».

Canad ha sufrido una cifra rcord de incendios forestales este ao, ms de 5.700 incendios, que han quemado ms de 137.000 kilmetros cuadrados (53.000 millas cuadradas) de un extremo a otro del pas, segn el Centro Interinstitucional Canadiense de Incendios Forestales. El jueves, en Canad haba 1.046 incendios forestales activos, de los cuales ms de la mitad estaba fuera de control.

Solo en los Territorios del Noroeste, 268 fuegos arrasaron ya ms de 21.000 kilmetros cuadrados (8.100 millas cuadradas).

La evacuacin de Yellowknife fue, con mucho, la ms grande que se haya realizado en Canad en lo que va del ao, de acuerdo con Ken McMullen, presidente de la Asociacin Canadiense de Jefes de Bomberos y jefe de bomberos en Red Deer, Alberta.

«Es uno de esos casos en los que hay que sacar a la gente cuanto antes», porque el fuego podra bloquear la nica va de escape en su avance hacia la comunidad.

La alcaldesa de Yellowknife, Rebecca Alty, apunt el jueves que el fuego no es la nica preocupacin. «Con el humo denso que se acerca, animamos a todos los resientes a marcharse lo antes posible», aadi.

En la estacin de servicio de Big River, a unos 300 kms (185 millas) al sur de Yellowknife, la fila de coches que esperaban para repostar combustible era «extraordinaria», dijo la empleada Linda Croft. «No se ve dnde acaba».

Unas 6.800 personas de ocho comunidades de los territorios han sido obligadas a abandonar sus hogares, incluyendo en la pequea comunidad de Enterprise, que qued destruida casi por completo. Las autoridades dijeron que todos consiguieron salir con vida.