Operación policial en Alemania con registros en varias propiedades por supuesto vínculo con Hamás

El Ministerio del Interior de Alemania ha anunciado este jueves por la mañana que las fuerzas de seguridad han registrado varias propiedades por un supuesto vínculo con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y la organización propalestina Samidoun.

La cartera ministerial, que había prohibido las actividades tanto de Hamás como de Samidoun –red de solidaridad con los presos palestinos–, ha indicado que las redadas han tenido lugar en Berlín, Baja Sajonia, Renania del Norte-Westfalia y Schleswig-Holstein.

El Gobierno alemán anunció a principios de mes la prohibición de las actividades de ambas organizaciones, al considerar que la red propalestina «difundió propaganda antiisraelí y antijudía bajo el disfraz de ‘organización de solidaridad’ con prisioneros», antes de a agregar que el organismo «también apoyó y ensalzó a varias organizaciones terroristas extranjeras, incluido Hamás».

«Las celebraciones espontáneas en Alemania en respuesta a los terribles ataques terroristas por parte de Hamás contra Israel muestran una visión antisemita e inhumana de Samidoun de una forma especialmente despreciable», manifestó la ministra del Interior, Nancy Faeser, al tiempo que recalcó que la decisión del Gobierno «pone fin a estas actividades en Alemania».

La medida implica la conocida de manera legal como prohibición de actividades para el caso de Hamás en Alemania, así como para las estructuras extranjeras de Samidoun, mientras que para la red propalestina se establece una prohibición de la propia organización en Alemania. En ambos casos, implica la confiscación de sus bienes y la prohibición de su presencia en Internet y sus actividades en redes sociales, mientras que cualquier persona que siga trabajando para estas organizaciones puede ser objeto de procesos judiciales.

Según cálculos de la Oficina para la Protección de la Constitución, el servicio de Inteligencia interior, Hamás cuenta con el apoyo de unas 450 personas en Alemania, muchas de las cuales son ciudadanos alemanes, según ha recogido la agencia alemana de noticias DPA. Sin embargo, no existe una rama oficial del grupo islamista en Alemania y las asociaciones próximas al movimiento fueron prohibidas hace unos años. La única medida adicional posible era la prohibición de actividades decretada hoy por la ministra del Interior.

Por su parte, de acuerdo con una evaluación de este mismo organismo, la asociación Samidoun pertenece a Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), una organización izquierdista armada considerada como una organización terrorista por la Unión Europea (UE). La organización propalestina desató una oleada de indignación en Alemania después de que varios de sus miembros distribuyeran caramelos en el barrio berlinés de Neukölln tras los ataques de Hamás.

Los ataques ejecutados el 7 de octubre por el grupo islamista contra territorio israelí se saldaron con cerca de 1.200 muertos y más de 240 secuestrados, según los balances facilitados por las autoridades de Israel. Por su parte, las autoridades de Gaza han elevado a cerca de 14.500 los muertos, entre ellos más de 6.000 niños, por la ofensiva militar de Israel contra el enclave, mientras que la Autoridad Palestina ha cifrado en más de 200 los muertos en Cisjordania en operaciones de las fuerzas israelíes y ataques por parte de colonos.