ovacionaron a un veterano nazi de las SS en un acto en honor a Zelenski

El presidente de la Cámara de los Comunes de Canadá debió pedir disculpas por haber rendido homenaje a un militar nazi que combatió en la Segunda Guerra Mundial, y que fue aplaudido de pie durante un acto al que estuvo invitado el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.

En honor a la visita de Zelenski a Canadá, el Parlamento canadiense invitó a un veterano que peleó por Ucrania contra los rusos, pero pareció olvidar un detalle por lo menos embarazoso: lo hizo para el bando nazi como miembro de las SS.

Se trata de Yaroslav Hunka, de 98 años, quien el viernes pasado figuraba entre los invitados a la sesión en honor a Zelenski, cuando el presidente ucraniano estuvo en Ottawa para gestionar nuevo apoyo de los aliados occidentales en la guerra contra Rusia.

Justo después de que el ucraniano pronunciara un discurso en la Cámara de los Comunes, los legisladores canadienses aplaudieron de pie a Hunka, cuando el presidente de la cámara, Anthony Rota, lo destacó y lo presentó como un héroe de guerra que luchó para la Primera División Ucraniana.

Entre los masivos aplausos y ovaciones de los parlamentarios, Rota se refirió a Hunka como «un luchador por la independencia de Ucrania contra los rusos durante la Segunda Guerra Mundial «.

Los legisladores canadienses vitorearon a Hunka y Zelenski levantó el puño en señal de reconocimiento mientras el nonagenario saludaba desde la galería durante dos ovaciones de pie separadas.

Pero lo que parecía ser un reconocimiento loable, terminó resultando un papelón con ribetes de escándalo diplomático cuando trascendieron los detalles de quién era Hunka y su papel en la Segunda Guerra Mundial.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau aplaudiendo a Yaroslav Hunka en el Parlamento canadiense. Foto: Patrick Doyle/The Canadian Press vía AP.

La agencia de noticias rusa Sputnik puntualizó que Hunka fue «un antiguo miembro de la división de voluntarios Galizien de las SS, formada por nacionalistas ucranianos, y no solo luchó contra el Ejército Rojo, sino que sobre todo se destacó por las atrocidades cometidas contra judíos, polacos, bielorrusos y eslovacos«.

La Primera División Ucraniana también era conocida como División Waffen-SS Galicia o 14ª División Waffen SS, una unidad voluntaria que estaba bajo el mando de los nazis.

El homenaje despertó la indignación y las críticas del Kremlin, declaró su vocero, Dmitri Peskov.

«Es una actitud descuidada hacia la memoria, y la memoria debe ser preservada en relación con los nazis, sin importar la edad que tengan, estos crímenes no prescriben (…). Tal negligencia, por supuesto, es indignante. Es indignante«, dijo Peskov, citado por Sputnik.

El portavoz ruso añadió que los países occidentales ya educaron a una generación joven que desconoce la historia de la Segunda Guerra Mundial, lo que puede provocar nuevas manifestaciones de fascismo.


«Esto está plagado del hecho de que el fascismo aparecerá aquí y allá. Y ahora vemos cómo está intentando prácticamente ponerse en pie en el centro de Europa, en Ucrania, que es contra lo que estamos luchando», concluyó Peskov.

El colectivo Amigos del Centro Simon Wiesenthal para Estudios del Holocausto canadiense emitió ayer un comunicado en el que recordó a los parlamentarios que la homenajeada División Waffen-SS «fue responsable del asesinato en masa de civiles inocentes con un nivel de brutalidad y malicia inimaginable».

«Se debe una disculpa a cada sobreviviente del Holocausto y veterano de la Segunda Guerra Mundial que luchó contra los nazis, y se debe brindar una explicación sobre cómo este individuo entró en los sagrados pasillos del Parlamento canadiense y recibió el reconocimiento del Presidente de la Cámara y de una ovación de pie», señaló el comunicado.

Ante tantas muestras de repudio, Rota se vio obligado a disculparse.

«Quiero extender mis más sinceras disculpas a las comunidades judías en Canadá y en todo el mundo. Acepto toda la responsabilidad por mi acción«, dijo Rota.

“En mi intervención tras el discurso del Presidente de Ucrania, honré a una persona en la tribuna. Posteriormente he tenido conocimiento de más información que me hace lamentar mi decisión de hacerlo”, dijo Rota en un comunicado.

El presidente de la Cámara añadió que sus compañeros parlamentarios y la delegación ucraniana no conocían su plan de reconocer a Hunka. Rota señaló que Hunka es de su distrito.

En tanto, la oficina del primer ministro Justin Trudeau dijo en un comunicado que Rota se había disculpado y había aceptado toda la responsabilidad por invitar a Hunka y por el reconocimiento en el Parlamento.

“Esto era lo correcto”, decía el comunicado. “No se avisó con antelación a la oficina del primer ministro, ni a la delegación ucraniana, sobre la invitación o el reconocimiento”.